Agnosco veteris vestigia flamea: latina lingua et cultura in mea vita

Blog dos alumnos de Latín de 1º de Bacharelato do Colexio Calasanz - PP. Escolapios (A Coruña)

24 nov. 2010

Glosas


Las glosas (del latín GLOSSA-AE, "palabra rara y de sentido oscuro; explicación de la misma") se escribían en la lengua del pasaje glosado, o sea en latín. Pero en España hubo, además, otra cosa. De varios lugares de León - de la propia ciudad de León, y de Carrión, Sahagún y Zamora - nos han llegado documentos latinos con glosas en árabe: evidentemente los interesados en leerlos y entenderlos bien eran mozárabes bilingües. Y, sobre todo, de dos lugares cercanos a Burgos, el monasterio de San Millán y el de Santo Domingo de Silos, nos han llegado sendos manuscritos cuyas glosas, caso extraordinario, están en español. Las de Silos se llaman "glosas silenses" y las de San Millán " glosas emilianenses" (Aemilianus -Emiliano, Millán). El manuscrito de San Millán contiene sobre todo unas homilías o sermones de San Agustín, y el de Silos un Penitencial, especie de “recetario” de penitencias para los distintos pecados o los distintos grados de maldad de un pecado. (Es curioso observar que el capítulo más abundante en glosas es el que trata “de las diversas clases de fornicación”. Se ha sugerido que el glosador era un estudiante de latín, no precisamente un monje, bien podemos imaginar que era un novicio joven). Las glosas emilianenses y silenses datan más o menos de hace “1001” años.

By: A&A

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.