Agnosco veteris vestigia flamea: latina lingua et cultura in mea vita

Blog dos alumnos de Latín de 1º de Bacharelato do Colexio Calasanz - PP. Escolapios (A Coruña)

14 may. 2011

Restos de Baelo Claudia

La antigua ciudad romana de Baelo Claudia está situada en la Ensenada de Bolonia, en la pedanía tarifeña de Bolonia a unos 22 km al noroeste de la ciudad de Tarifa, en la provincia de Cádiz (España).

La ciudad surge a finales del siglo II a.C. y su existencia está ligada sobre todo al comercio con el norte de Ágrixa. La pesca, la industria de salazón y el garum fueron las principales fuentes de riqueza. El emperador Claudio le concedió el rango de Municipio romano.

Su declive ecónomico se inicia en la segunda mitad del siglo II d.C., seguramente por un terremoto que debió destruir gran parte de la ciudad. En el yacimiento se conservan los elementos más representativos que constituían la esencia de una ciudad romana.

Teatro de Baelo Claudia, visto desde el foro. Detrás de ella se extendían los barrios populares del oeste:


Vista parcial de los lados del teatro:


El foro de Baelo Claudia. Sala de votaciones. Estos espacios, ahora despejados, eran en realidad edificios cerrados y accesibles por solo una calle, normalmente.


El foro desde la Via Decumana -hacia el noroeste-.


Resto de las casas y factorías junto al puerto y al borde del mar visto desde la Via Decumana. El muro marca la altura aproximada a la que llegarían estos edificios.


Recipientes donde se salaba y confeccionada el garum. El olor podría llegar a ser insoportable, por lo que extraña que se construyeran casas al lado de estas factorías.


Factorías de salazón de pescado y confección del famosísimo garum gaditano, salsa romana usada también como medicamento reconstituyente. El garum era muy nutritivo pues se usaba para su fabricación el hígado, tripas y demás órganos del pez.


Baños y termas romanas de Baelo Claudia


Estructura inferior (que estaría cubierta por un piso) donde se calentaba el agua.


El cementerio o necrópolis, a las afueras de la ciudad, con los restos de sus túmulos y panteones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.